Venimos aquí para expandir nuestros horizontes y abrir las mentes de los demás

AddThis

Photo Credit: Geo Casillas | Daily Texan Staff

Editor's Note: This is the original version of our first Spanish langauge column. Read the English version here.

Estamos en una época un poco hostil para los inmigrantes. Con la elección del presidente Donald Trump, culminación de la Acción Diferida para Llegadas Infantiles o DACA, y la construcción de un muro más grande — es normal sentirse inseguro como Latinoamericano y, más que nada, como mexicano. Sin embargo, con el apoyo de tu universidad, las situaciones adversas se pueden sobrellevar de una manera más amable. Solía sentirme insegura con mi acento cuando me mudé a Austin, pero la mucha o poca diversidad que hay, me hizo sentir apoyada por los demás. Y esto no solo me pasó a mí. Los estudiantes mexicanos y mexicoamericanos tienen historias muy diferentes, sin embargo se sienten protegidos por
la Universidad.

Aunque no hay una organización sólo para mexicanos y/o mexicoamericanos. Puedes encontrar la comunidad en muchas, clases y organizaciones.  

Hay mucho que aprender de otras culturas y puede ser abrumador. Pero lo más bello de ser un estudiante internacional es justamente eso, aprender de los demás y educar a los demás. Lo maravilloso de ser mexicano es poder mostrar tu cultura y desenmascarar los estereotipos y conceptos equivocados que otras personas internacionales tengan de nosotros. “Al final del día el segundo idioma más hablado del mundo es el español” César López, estudiante de maestría en periodismo,
nos explica.

Al ver tantas religiones, creencias, etnicidades y culturas, es normal como estudiante del extranjero tener un famoso “shock cultural.” Pero como muchos saben, “el león no es como lo pintan.” Las muchas fotos que vi de UT, no reflejaban al 100 por ciento la diversidad y la belleza del campus y la comunidad.

López, explica que la primera experiencia que tuvo al llegar a UT a la mitad del verano del 2016 fue confusa y positiva. “Llegué al SSB con mi maleta enorme y
super cansado del sol, para que me pusieran una vacuna, y la gente fué de lo más amable que te puedes imaginar.”

Se siente lindo encontrarte con gente que hable tu mismo idioma, pero cuando te quedas en la misma zona toda tu vida, no puedes aprender de otras personas. Yo como mujer de la Ciudad de México, tengo una experiencia de vida completamente diferente a Eduardo Charles, estudiante de licenciatura en Estudios Sustentables originario Houston que creció en Tamaulipas. Mas no significa que no nos cause una felicidad tremenda el encontrar gente que hable español.

Sin embargo, si no hubiera sido por la Universidad, nosotros nunca hubiéramos cruzado caminos, y nunca se nos habría ocurrido una idea para una nueva organización. Para los estudiantes Mexicanos en UT ser mexicano significa: “Tener una visión diferente,” “trabajar duro,” “ser alegre” y “Hacer posible lo imposible” como Guillermo del Toro dijo. Aunque muchas de las experiencias son positivas, el sistema educativo puede   mejorar para ser más amistoso con los estudiantes cuyo primer idioma no es el inglés.

Venimos aquí para expandir nuestros horizontes y abrir las mentes de los demás. Sin asperezas ni malentendidos, sabemos que estamos codo a codo con muchas mentes muy importantes y valiosas, y queremos dar las gracias por dejarnos mostrar nuestra música, comida, tradiciones e intereses sociales — todas las cosas que hacen nuestra cultura ser tan diversa como la Universidad
 de Texas. 

Lara es una estudiante de tecnologías de arte y entretenmiento de segundo años de la ciudad de Mexico.